Método de educación Charlotte mason ¿en qué consiste?

El método creado por Charlotte Mason es muy popular entre homeschoolers en Estados Unidos, y España. Esta es una pequeña introducción al mundo de la educación en el hogar para los padres que tienen pensado comenzar este camino, pero todavía no saben de qué manera hacerlo o que métodos usar.
Para comenzar el camino de autodescubrimiento de la educación en el hogar es muy útil conocer los métodos mas populares de aprendizaje, para luego crear una metodología propia personalizada para los gustos y necesidades de cada familia en particular, en este caso explicando quien fue Charlotte mason y como era su filosofía de educación.

¿Quién fue Charlotte mason?

Charlotte Mason nace en 1842 en Inglaterra, hija única, de padres únicos, no tenía tías, tíos, primos o hermanos. Quedó huérfana a los 16 años. Cuando tenía 18 empezó su entrenamiento como maestra y dio clases por 12 años. En 1885-86 escribió un libro donde exponía sus ideas acerca de la educación, este fue muy bien aceptado.
En 1892 estableció Parents National Education Union (PNEU), una asociación de padres y maestros con interés en la educación, para estudiar los principios de su método y cómo aplicarlos.
Ese mismo año estableció también The House of Education, una escuela de entrenamiento para institutrices.
su pedagogía es usada en muchas escuelas privadas del mundo. En las últimas dos décadas se ha empezado a aplicar en muchos hogares homeschoolers.

¿En qué consiste el método de Charlotte mason?

Se basa en el principio de que «los niños deben ser tratados con respeto y no como seres vacíos, por lo que se debe desechar cualquier material que de cierta forma insulte la capacidad de los niños.
Se deben usar únicamente libros vivos. Los libros vivos son los que son escritos por autores con una gran pasión por el tema que escriben, y con un excelente uso del lenguaje, al igual de tener la habilidad de escribir en un estilo literario que genere interés, y que comunique grandes ideas no solo datos. Se le da énfasis a los «libros vivos» ya que un libro vivo es lo contrario a un libro de texto que solo expone hechos de manera seca o extractos de algún autor.

Los libros vivos contienen vida, emoción, personas y experiencias. Contienen ideas vivas de mentes brillantes, presentadas en lenguaje literario. Necesitan palabras, oraciones, párrafos bien estructurados, con su correcta puntuación. Expone a los niños desde corta edad a grandes obras de literatura.

Le da mucha importancia a la narración, estas pueden ser expresadas de forma oral, escrita o dibujada. Este método requiere que el niño vaya entrenando su poder de atención, de sintetizar, de organizar el material en su mente, y de determinar cuál es la mejor forma de comunicar lo que quiera expresar con sus propias palabras.
La formación de buenos hábitos son una parte vital de su método educativo. El entrenamiento de hábitos es una forma poderosa para ayudar a los niños para que se empoderen de su propia educación.

Ella propone lecciones muy cortas que van avanzando en duración mientras crecen los niños.
Charlotte Mason creía que los niños se cansan de las horas que se la pasan trabajando, no de la cantidad de materias con las que se trabaja.

Sus mentes se revitalizan cambiando de temas cada 15-20 minutos (para niños pequeños), pero en ese tiempo se les requiere total atención y concentración.

Las tardes son libres para que los niños exploren en total libertad, disfruten ser niños, sigan sus intereses y se sumerjan en la lectura.

En este método es importante el gozo y estudio de la naturaleza (se recomienda estar en contacto con la naturaleza a diario); también es importante la apreciación a las artes.

Hace mucho énfasis en la exposición a la naturaleza. Desarrollaba con sus alumnos bellos diarios de naturaleza.
Ella solía decir: “la educación es un ambiente, una disciplina, una vida”.

“Soy, puedo, debo, y lo haré, por el bien de los niños”.

Originalmente su pedagogía tiene una inclinación religiosa.
Los principios de Charlotte Mason se ajustan con facilidad a la vida familiar, ya que es un enfoque de lecciones cortas y mucho involucramiento en las actividades cotidianas como cuidar el jardín, cocinar, hacer manualidades y dar muchos paseos en la naturaleza. Se ajusta muy bien sobre todo con niños pequeños.
Exige un profundo conocimiento de la metodología para su correcta aplicación. Además, la persona a cargo de la educación en casa debe estar muy comprometida y debe tener mucho conocimiento de literatura sobre todo para los años superiores (aunque generalmente muchas mamás que les gusta esta metodología empiezan a leer mucho más e involucrarse ellas mismas en la exposición a las grandes obras de literatura, arte y música).


Se guía a los niños ayudándolos para que sean autodidactas. Esto se hace a través de literatura de alta calidad, del contacto directo con los mejores libros; el adulto no debe intervenir
Se confía en la narración para examinar el conocimiento. Se refiere a asimilar la información y narrar lo comprendido, como cuando se ve una película y se cuenta de que trata. Esto les ayuda a clasificar y conectar la información.

La mayoría de información está en inglés, incluso muchos de los libros que se recomiendan solo se los encuentra en idioma inglés.

Cuando se buscan recursos y listas de libros de esta metodología suelen ser muy de la cultura occidental, y «muy clásicos» para ciertos gustos, o con inclinación religiosa.
Otras herramientas que utilizaba son el dictado, el libro de los siglos (para el estudio de Historia) y el diario de la naturaleza (para el estudio de la naturaleza).

Charlotte Mason deseaba que los niños amaran aprender y que los adultos no mataran ese amor.

Charlotte Mason decía:


«Un niño observador debe ponerse en el medio de las cosas dignas de observar».

«Los niños deben tener la alegría de vivir en tierras lejanas, en otras personas, en otros tiempos -una placentera doble existencia; y esta alegría la encontrarán, la mayoría de las veces, en sus libros».

«El defecto más común y más monstruoso de la educación actual, es que los niños fallan en adquirir el hábito de la lectura».

«Cada día, cada hora, los padres están formando pasiva o activamente esos hábitos en los niños de los que, más que cualquier otra cosa, depende su carácter y conducta futura».

«¡Dejen a los niños nutrirse de lo bueno, lo excelente, lo grandioso! No se interpongan con sus clases, sus datos, sus visitas guiadas».

Ingresa a mi pagina principal:

 capacitación para educar en casa

84 / 100

¿Te gustó este artículo?

Últimos Artículos

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba