EL examen convencional vs la evaluación auténtica

EL examen convencional vs la evaluación auténtica nueva visión educativa

La escuela y su infra estructura fue pensada en la era de la Revolución Industrial solo tuvo en cuenta el desarrollo intelectual (académico) del ser humano, sin embargo, el abanico de inquietudes e intereses de un ser humano es mucho mayor a esta acotada necesidad de las industrias.

Este modelo se reproduce hasta la actualidad y los contenidos curriculares y las carreras son creadas para responder a las necesidades del sistema productivo, convirtiéndose la escuela en el primer lugar donde inconscientemente nos subimos a este sistema y hacemos un contrato de letras chicas, acordando que abandonaremos nuestros propios intereses y nuestra creatividad para responder a las del sistema.


Basados en ese sistema en la escuela se inventó un método de examinación en el cual supuestamente mide las capacidades y dificultades de las personas, un método que hasta el día de hoy está instalado en las mentes de la sociedad colectiva como correcto y eficiente.


Vamos a analizar que tan eficiente es en realidad este método que se aplica desde hace ya un siglo y comprobaremos que tan bien o mal le hace realmente a los niños de hoy y las personas en general.
Así también descubriremos los nuevos métodos de examinación y auto evaluación que regirán la nueva educación del mañana comprobándolas con los niños de hoy.

EL examen convencional vs la evaluación auténtica

EL examen convencional

La evaluación estandarizada, tiene sus orígenes en las demandas sociales de principios de siglo. La primera de ellas surge en el ámbito educativo, donde al establecerse la enseñanza obligatoria se requería algún método para clasificar a los niños en diferentes niveles. La respuesta a este problema la ofreció Binet con el primer test mental que evaluó procesos superiores de pensamiento (test Binet-Simón, 1905). Un segundo origen se sitúa en la Primera Guerra Mundial, cuando un grupo de psicólogos de la APA elaboró ​​los primeros test colectivos de inteligencia (Army Alpha y Army Beta), con el fin de seleccionar entre miles de soldados a los más adecuados para desempeñar diferentes tareas.

Los procedimientos de evaluación estandarizados se cumplen en la norma para evaluar el logro de los estudiantes y en el único punto de referencia para la toma de decisiones tan importantes como el permitir o no a un alumno pasar de curso, a la universidad u obtener un diploma.

Evalúan a las personas de la misma manera puntuándolos con una calificación de 1 a 10, aprobado o desaprobado no se fijan en las capacidades individuales de modo que bajo ese sistema la calificación que obtengas expresa en que rango creen que se encuentra tu nivel de inteligencia y capacidad siendo todas las personas medidas de la misma manera.

 Se manejan con la memorización mecánica de fechas y datos sin desarrollo profundo de ideas y conceptos teniendo una cantidad limitada de tiempo y mucha presión ejercida para escribir esos datos de manera precisa sobre un papel.

Usan conocimientos, que se centran en el resultado más que en el proceso y que son usados para la acreditación y clasificación de alumnos mediante notas.

Este método genera en los alumnos un nivel super elevado de estrés, miedo al fracaso y a la desaprobación social, desmotivación, bajo autoestima, y las afecciones graves que pueden generar estos factores como depresión, apatía, frustración ataques de pánico, Síndrome de burnout conocido como (síndrome del trabajador quemado) y más.

Los alumnos no estudian ni aprenden por interés, o naturaleza, sino para pasar un examen, o una prueba que acredite la superación de esta asignatura.

Si lográramos restarle importancia al valor de las notas y al poder de los exámenes y enfocar la evaluación hacia un fin pedagógico que aportará retroalimentación al alumno y que le permitiera aprender de sus errores, nos acercaríamos sin duda hacia un modelo más deseado de enseñanza, en el cual se antepondría la importancia de aprender antes que la de aprobar.

Los docentes no deberían indicar a los alumnos que estudien para el examen, sino para aprender y comprender. “Aprender se equipará directamente con estudiar para los exámenes, y estudiar para muchos alumnos se traduce en memorizar grandes cantidades de información. Muchas investigaciones informan constantemente que la memorización no contribuye a la retención de información a largo plazo”.

La evaluación auténtica, nueva educación

La evaluación autentica se basa en un concepto totalmente diferente al anterior se usan herramientas como trabajo por proyectos, la lectura, la, escucha el intercambio de opiniones entre pares y el debate.
En este caso no hay presión de ningún tipo ejercida en los estudiantes, no hay tiempos limitados para la evaluación, no se califican del 1 al 10 y no hay posibilidad de fracaso de ningún tipo.


Los estudiantes trabajan a la par con su educador en cada lección, se hacen lecturas con atención dando el espacio a realizar preguntas y aportar opiniones entre todos.


Escuchándose logran aprender nueva información de los distintos puntos de vista de sus pares, e incentiva el sano debate para exponer los distintos puntos de vista y comprenderlos sin dar lugar a pleitos o discusiones.


Se realizan proyectos en equipo en los que los integrantes deben analizar, cuestionas, observar, anotar lo aprendido y compartir sus descubrimientos con sus pares nutriéndose así uno del otro.


Se trabajan las capacidades individuales y las grupales al mismo tiempo se valoran a las personas que participan como perfectamente inteligentes y capases para realizar la tarea asignada.


Se valora y se incentiva la curiosidad, el entusiasmo el razonamiento lógico, la investigación y la participación.
El educador evalúa a su grupo todo el tiempo sin mencionar a los estudiantes que están siendo examinados de modo que nunca se genera un clima de tensión y desagrado en ellos permitiendo que su aprendizaje sea grato, natural y desde un enfoque positivo.


Las dificultades o errores que surgen en las mismas practicas son trabajadas en grupo para la superación de todos en esa tarea tanto de manera individual como grupal y todos se ayudan entre sí a mejorar.
Se trabajan con elementos físicos, herramientas y conceptos profundos que ayudan a la comprensión total de las consignas de manera que los estudiantes la comprendan tan bien que logren realizar la asignación y explicarla a otras personas sin ayuda adulta.

Ingresa a mi pagina principal:

 capacitación para educar en casa

87 / 100

¿Te gustó este artículo?

Últimos Artículos

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba