Iván Illich innovando la idea de la educación.

Ivan Dominic Illich fue un sacerdote, teólogo, filósofo y crítico social católico romano.
Nació en Viena, Austria en 1926. Creció en el seno de una familia con antecedentes judíos,
dálmatas y católicos. Ex sacerdote, estudió en las Escuelas Pías desde l931 a l941. Expulsado de Austria en virtud de la aplicación de las leyes antisemitas que le afectaban por ascendencia materna terminó sus estudios secundarios en la Universidad de Florencia para luego cursar teología y filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma, posteriormente obtuvo un doctorado en historia en laUniversidad de Salzburgo.
Tuvo su máximo protagonismo a inicios de los setenta como responsable de sembrar el concepto de desescolarización, que aparece por primera vez en su obra “La sociedad desescolarizada”. Su primer libro, Deschooling Society, publicado en 1971, fue una crítica innovadora de la educación masiva institucional, conocida como escuela.

Argumentó que la estructura opresiva del sistema escolar no podía reformarse, debe ser desmantelado para liberar a la humanidad de los efectos paralizantes de la institucionalización de toda la vida.


En el momento de la aparición de La sociedad desescolarizada, la atención a la obra de Illich fue muy grande El debate social y pedagógico que se instalo en todo el mundo acerca de la posibilidad de una educación sin escuelas lo colocó en el ojo del huracán,

Las críticas de Iván Illich sobre la educación institucional han dado mucho de qué hablar en los años 70, sus ideas en aquel entonces parecían una completa locura, despertando controversias en la época y también un público en ese entonces minorista que se sentía atraído y cautivado por esas ideas de educación fuera de las instituciones escolares.

Ahora vamos a revisar los fundamentos de Iván Illich que lo llevaron a tener esas opiniones sobre el sistema escolar 51 años después de cuando escribió su libro Deschooling Society, trasladando sus dichos al año 2022, donde el sistema educativo convencional está cada vez peor, lleno de fallas y cada día resulta ser un ambiente mas hostil para nuestros hijos.

En la obra de Illich: la escuela no es la única institución moderna cuya finalidad primaria es moldear la visión de la realidad en el hombre.
En ello inciden otros factores que guardan relación con el origen social y el entorno familiar de las personas, los medios de comunicación y las redes informales de socialización.

Ellos son, entre otros, elementos clave en la conformación de pautas de conducta y de valores. Pero, para Illich, la escuela es la que esclaviza más profunda y sistemáticamente, puesto que sólo a ella se le acredita la función de formar el juicio crítico, función que, paradójicamente, trata de cumplir haciendo que el aprender, ya sea sobre sí mismo, sobre los demás o sobre la naturaleza dependa de un proceso prefabricado.

El cambio verdadero pasa por desescolarizar la educación y la sociedad. Aunque respeta el trabajo de aquellos maestros que se desviven por mejorar la vida de sus alumnos Illich, no cree que las alternativas educativas pasen por las reformas escolares, ni por nuevos métodos. Todo ello no deja de ser un modo de crear nuevos embudos educacionales. Hay que ir hacia la búsqueda de tramas o redes
educacionales que aumenten la oportunidad de que cada cual transforme cada momento de sus vidas en
un momento de aprendizaje.

Iván Illich propuesta innovadora de educación

La educación para Iván Illich es un proceso activo que debería realizarse fuera de las escuelas, en la misma sociedad, y con la participación de todos sus miembros. Constituye el sustento de una verdadera revolución cultural.
Debe ser totalizante y dinámica; un proceso que supere por completo los caracteres reducidos y estáticos de la concepción tradicional y que brinde oportunidades de realizarse en un sistema abierto que reemplace a la escuela. Según dice Iván Illich esto anularía el monopolio de la educación convencional institucionalizada, que tanto mal ha hecho a la humanidad.

Iván Illich planteó el establecimiento de redes de comunicación. Se basa en la premisa que “Educación para todos es educación por todos”, significa, que la educación no requiere ninguna forma de enrolamiento en instituciones especializadas.
Señala cuatro diferentes vías de acceso que permitirían al estudiante ponerse en contacto con los medios educativos: Contacto con las cosas y con las máquinas, transmisión de destrezas, conversación crítica entre iguales, y aprovechamiento crítico de la mayor experiencia de los maestros. Esto implica una amplia superación del intelectualismo, característico de la educación escolarizada, según Iván Illich.

Sociedad desescolarizada Iván Illich

El opina que la institucionalización de la educación fomenta la institucionalización de la sociedad y, por lo tanto, la desinstitucionalización de la educación puede ayudar a des institucionalizar la sociedad. Además, sugiere reinventar el aprendizaje y expandirlo en toda la sociedad a lo largo de la vida de las personas, no solamente en un periodo de sus vidas.

Particularmente sorprendente en 1971 fue su pedido de tecnología avanzada para apoyar las “redes de aprendizaje”
A diferencia de los libertarios, Iván Illich se opone no solo a la escolarización financiada con fondos públicos, sino a las escuelas como tales. Por lo tanto, la disolución de las escuelas prevista por él no tenía como objetivo establecer un mercado libre en los servicios educativos, sino lograr un cambio fundamental: una sociedad desescolarizada.

En su libro de 1973 After Deschooling, ¿What?, afirmó, “Podemos desescolarizar las escuelas, o podemos desescolarizar la cultura”. De hecho, llamó a los defensores de la educación de libre mercado “la categoría más peligrosa de reformadores educativos”.
Un buen sistema educativo debe tener tres propósitos: debe proporcionar a todos los que quieran aprender acceso a los recursos disponibles en cualquier momento de sus vidas; capacitar a todos los que quieran compartir lo que saben para encontrar a aquellos que quieran aprenderlo de ellos; y, por último, brindar a todos los que quieran presentar un tema al público la oportunidad de dar a conocer su desafío.

Iván Illich fomenta la educación autodirigida, apoyada por relaciones sociales intencionales en arreglos informales fluidos.
busca formar a los individuos en libertad con capacidad para razonar, generar sus propias ideas, construyendo su propio aprendizaje. atendiendo a sus deseos e intereses.


También que adquieran una conciencia crítica, que no sea manipulada ni alienada por el régimen actual, para lograr una sociedad más justa y equitativa, con capacidad para la expresión de sus ideas, de desenvolverse en el entorno social que se encuentren buscando así un nuevo aprendizaje en cada situación.

Fomenta la búsqueda del aprendizaje en las actividades cotidianas del individuo, percibir la educación como un medio para darle
sentido a la vida y no solo poseer información o conocimientos no aplicados a la vida diaria.

Enseña bajo los valores de igualdad, solidaridad y cooperación.

Promueve el aprendizaje a base de experiencias y propias deducciones, discusión, redacción de composiciones, debates, solución de ecuaciones, Logrando tener un equilibrio entre lo teórico y lo práctico.

Iván Illich, fue uno de los pensadores de la educación que contribuyó a dinamizar el debate educativo de los años setenta y sentó precedentes para pensar una educación más atenta a las necesidades de su entorno, a la realidad de las personas y al aprendizaje efectivo de contenidos educativos relevantes para la vida en sociedad.

En el mundo actual donde cada vez más gente se interesa por educar a sus hijos con modelos educativos alternativos fuera de las instituciones escolares la idea de educación que propone Iván Illich desde 1971 ya no resulta algo tan descabellada. ¿Verdad?

Ingresa a mi pagina principal:

 capacitación para educar en casa

81 / 100

¿Te gustó este artículo?

Últimos Artículos

Suscríbete y recibe las novedades en tu email

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba